25 abr. 2009

EL INTERIOR DE LA TIERRA

La actividad sísmica de la corteza, la existencia de volcanes activos, así como el afloramiento superficial de los granitos, rocas formadas a gran profundidad, son datos evidentes de la Geodinámica interna del globo.

Dentro de esta actividad se observan zonas, que varían con el tiempo, en las que se percibe una concentración de estos fenómenos. Se las denomina zonas móviles de la corteza o cinturones, frente a zonas de movilidad limitada o áreas estables.

-En las zonas estables se producen movimientos, ya que si permanecieran totalmente inmóviles, la sedimentación, la erosión y demás procesos geológicos quedarían paralizados una vez alcanzado el equilibrio.
Las áreas estables se caracterizan por la formación de pliegues profundos, con fracturas asociadas a ellos. Los pliegues o flexiones son de amplio radio de curvaturas y las rocas afectadas por ellos presentan pequeñas deformaciones. Las manifestaciones volcánicas de los bloques estables son predominantemente basálticas. Un ejemplo es la colada basáltica del Deccan (India), que se considera estable desde tiempos postcámbricos.

Los movimientos característicos de las zonas estables son amplios y lentos, se les denomina movimientos epirogenéticos o formadores de continentes. Otros típicos ejemplos de zonas estables de la corteza son la Mesa del Colorado, en Estados Unidos, en la que se observa un rejuvenecimiento del drenaje que ha dado origen al Gran Cañón del Colorado a causa de los movimientos epirogenéticos de elevación, así como la cuenca brasileña del río Paraná, asociados a depósitos continentales.

-Las zonas móviles aparecen usualmente en forma de cinturones o franjas largas y relativamente estrechas. Los movimientos verticales son de gran extensión y conducen a la formación de profundas fosas, a menudo colmatadas de sedimentos, y a la formación de cinturones de altas montañas.

Las rocas afectadas quedan metamorfizadas transformándose en tectónicas mientras se inician los procesos de magmatización y la formación de granitos en las partes más profundas. El proceso se denomina orogénesis o formación de montañas.
Los cinturones móviles actuales forman los sistemas Circumpacífico y Alpino-himalayo. La actividad sísmica es mayor en ellos que en otras partes del globo.

La existencia de fosas oceánicas, cortadas en el fondo de los océanos, como la fosa del mar de la Tonga, Pacífico Sur occidental, de 1.100 km. de longitud y 56 km. de anchura y profundidades de hasta 10.000 m. debajo del nivel del mar, es otra característica de las zonas móviles.

Los arcos de islas, como las del Japón, Filipinas, Indias Orientales y Caribe, son sencillamente líneas de volcanes, típicos de estas zonas.

LEER MAS


CURIOSOMUNDOAZUL




1 comentario:

curiosomundoazul dijo...

Hola bibliotecaria,es un honor que te guste mi entrada y que la tengas en tu blog,por favor, podrías citar la procedencia de la entrada,te lo agredecería.Un saludo.