28 oct. 2011

El Picasso digital que revolucionó la vida cotidiana


1 comentario:

Rizomantico dijo...

"Fue el genio de la computación sin ser informático, combinó las artes y la filosofía con los bits"

Qué modo tan interesante de relacionar sandeces, no?

Jobs nunca fue genio, solo un chico inquieto en su juventud, luego un empresario que supo llevar al mercado sus conceptos mercantilistas. Que no innovadores.
Por cierto, si ingeniarselas con una bluebox no es ser informático, entonces tal término debe referirse a oficinistas con computadora.

Estamos llevando al estatuto de genio a un empresario exitoso. Esto sin dudas es producto del poder de las aplicaciones y su mandato: Oh, Mercantilicense! dulces cipayos del consumo.