15 jun. 2009

EL DESEMBARCO DEL LIBRO ELECTRONICO

Libreros y distribuidores se organizan para comercializar publicaciones digitales

El sector del libro electrónico está mejor que nunca. Después de una década en la que parecía imposible que su comercialización llegara al gran público, el éxito de diferentes dispositivos de lectura, como el Kindle de Amazon, de momento disponible sólo en Estados Unidos, ha dinamizado este segmento del mercado, y la respuesta de las editoriales no se ha hecho esperar.

por ANTONIO DELGADO
Cambio de actitud en la industria
El sector editorial ha tratado a los dispositivos lectores electrónicos con desconfianza, cuando no con desdén. Este distanciamiento ha estado motivado por su escasa penetración en el mercado y porque implican un cambio de sistema de producción y distribución de libros que las editoriales, hasta ahora, no estaban dispuestas a asumir. Sin embargo, el creciente impulso digitalizador de textos por parte de empresas como Google, unido a la apuesta de algunas multinacionales por el desarrollo y la venta de lectores de libros electrónicos, ha servido de revulsivo para que la industria librera se decida a participar en el negocio.

2 comentarios:

Lady Eowyn dijo...

Si bien entiendo los beneficios de esto, no puedo dejar de contener un lagrimón al pensar que en algún futuro dejen de editar en papel...

bibliotecaria dijo...

Estimada Lady, comprendo tu tristeza, pero te aseguro que por mucho tiempo más van seguir conviviendo el soporte papel con el electrónico. Se ha comprobado que el papel perdura por 500 años, mientras que el digital sólo 150 si lo migras. Cariños y gracias por dejar tu mensaje.