9 may. 2011

Bibliotecarios de fondos antiguos reunidos en la Biblioteca Nacional


Entre el 25 y 28 de abril pasados se realizó en esta ciudad el primer Encuentro nacional de instituciones con fondos antiguos y raros convocados por el Programa Nacional de Bibliografía Colonial de la Biblioteca Nacional argentina. Si bien este programa convocó a a otras reuniones internacionales años atrás de temática similar (ver Boletín no. 58, mayo 2009), ésta fue la primera vez que organizó un encuentro argentino para tratar la problemática del libro antiguo y raro de los repositorios del país. Así y todo, entre los doscientos asistentes participaron entusiastas colegas de Guatemala, México, Chile y Uruguay que viajaron atraídos por el tema.
El hilo conductor del encuentro fueron las presentaciones de la Dra. Marina Garone Gravier, especialista en tipografía antigua, quien fue invitada especialmente por los organizadores para dar charlas y talleres que obtuvieron la atención de toda la concurrencia por la profesionalidad y la calidez de sus intervenciones. Marina Garone es argentina, pero desde hace años reside en México donde se desempeña en el Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Además, el encuentro contó con muchas ponencias de excelente calidad presentadas por bibliotecarios responsables de repositorios de varias provincias argentinas, quienes mostraron las obras que resaltan de entre sus colecciones antiguas o raras, y por disertaciones de invitados especiales como las del Dr. Alejandro Parada, la profesora Stella Maris Fernández, los señores Alberto Casares y Enrique Rodríguez.

En el momento de las conclusiones, por unanimidad la concurrencia manifestó su interés de continuar con este tipo de convocatorias y de conformar un grupo y una lista donde manifestar sus realidades o realizar consultas inherentes a la problemática que acarrean las piezas antiguas o raras. Esta decisión fue presentada al director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, para que la institución pueda continuar patrocinando estas actividades.

Los asistentes coincidieron en apreciar la impecable organización que caracterizó al encuentro durante todas sus jornadas, tarea que recayó en Analía Fernández Rojo, Roberto Casazza y Jorge Díaz, quienes se encargan diariamente de llevar adelante con entusiasmo el Programa de bibliografía colonial.
[Fuente: Raúl Escandar]