13 mar. 2009

Una lectura digiamable



Una de las paradojas del futuro del libro es hacerlo más parecido a la antigüedad que al siglo XXI. Efectivamente, entre los parecidos encontrados están la crisis de la autoría (copiar y pegar era normal en la Edad Media y algunos no hacen hoy otra cosa) y la lectura en rollos, como se hacía antes de los códices y después de internet: leer en una cinta sin fin -a veces-.

El reto, pues, es intentar una lectura en el futuro que sea de base digital pero amable con el lector tradicional.

Interlectores pretende uno de esos objetivos a través de un diseño basado en powerpoint y con una lectura de base horizontal. Los libros disponibles gratuitamente -Galdós, Martín Fierro, De las Casas...-, se despliegan en flash a dos páginas como los de papel y van desenvolviéndose horizontalmente con una cortinilla en mosaico que simula el paso de la página.

Como ya comentamos en otra ocasión y comprobamos con el éxito de la aparición de issuu, los avances físicos en lectura deben hacerse metafóricamente, como se hicieron en otros aspectos de la cultura y la vida cotidiana, de forma que leer digitalmente sea una forma de leer en papel digital (denominación que usa ahora, por ejemplo, scribd en sus publicaciones digitales), una forma digiamable para los lectores de hoy y de siempre.

3 comentarios:

maria dijo...

me encanta leer me puedo sumergir horas y horas frente a ese mundo pequeño o inmenso de sueños besitos maria

Vilma Fontana dijo...

Muchas gracias María por tu comentario. Cariños

La Lectora dijo...

Hola, quería invitarles a mi blog es http://lalectoravoraz.blogspot.com/