24 mar. 2009

Un queso tan apestoso que su venta es ilegal



A pesar de ser un amante y aficionado de los quesos, con respecto al Casu marzu -queso podrido en castellano,- creo que lo pensaría dos veces antes de probarlo. Y no es para menos, ya que el mismo, originario de la bella Sardinia, es un pecorino -queso de oveja- cuyas condiciones de fermentación lo llevan a cubrirse de larvas Piophila casei -provenientes de la mosca del queso.- Es decir, estamos ante la presencia de un queso agusanado.
Si bien en la mayoría de los quesos la larva de la Mosca del queso es combatida, en el caso del Casu marzu, la misma es fomentada, llegando a ser incluso incorporada in situ por el maestro quesero. Posteriormente, tras asegurarse de la contaminación del queso, el mismo es dejado al exterior durante varios días y su fermentación concretada al cabo de tres meses.
De carácter muy fuerte y extremadamente tradicional -se debe comer en fetas muy finas acompañado de un pan muy fuerte denominado carta da musica, y un vino tinto de buen carácter y espirituoso,- siendo popularmente considerado como altamente afrodisiaco, el mismo ha sido declarado ilegal, siendo su venta fuertemente multada por las autoridades, ya que las larvas, capaces de saltar 15 centímetros cuando son molestadas, poseen una notable resistencia a los ácidos estomacales. No obstante, y por fortuna, el mismo puede aun ser conseguido en el mercado negro. A un alto precio claro.