31 mar. 2009

La Generación Facebook

La generación Facebook está siendo observada cuidadosamente desde todos los ángulos, y especialmente por los gestores. Recientemente ha aparecido un artículo en The Wall Street Journal, referenciado tambien por el mediatico invitado al CALSI, Gerry McKiernan, en su blog Reference Notes, que nos da las claves de su comportamiento: Como mínimo, ellos esperan de su entorno social de trabajo que refleje el contexto social de la web y no, como sucede ahora, la web burócrata de mediados del siglo 20.
A continuación haré un resumen del artículo, de máximo interés.

Cualquier empresa que quiera contratar a los jóvenes más creativos y dinámicos, tendrá que comprender estas expectetivas derivadas de Internet y cambiar sus prácticas de gestión. Gary Hamel describe en este artículo las 12 características más significativas relacionadas con su vida online, se trata de realidades post-burocráticas que estos futuros empleados esperan encontrar y que las empresas deben decidir si las incorporan o pasan de ellas.
  1. Todas las ideas compiten en pié de igualdad. En la web, todas las ideas tienen la posibilidad de conseguir seguidores o no y nadie puede hacer desaparecer una idea subversiva o un debate incómodo. Las ideas ganan seguidores gracias a sus propios méritos y no al poder político de los que las respaldan.
  2. Contribuir cuenta más que los títulos que se tengan. Cuando aportas contebnidois a YouTube nadie mira si fuiste a una escuela de cine, o cuando escribes un blog, no se sabe si eres perdiodista o no. Eso no es lo que importa, no se tiene en cuenta, en la web lo que cuenta es tu aportación, no tu curriculum.
  3. Las relaciones de jerarquia son naturales, no se imponen. En los foros siempre hay quien sabe conseguir autoridad y quien no, quien influye más y quien menos. Y nadie los ha constituido como líderes, pero lo son, de forma tácita se convierten en autoridades. La web asigna autoridades.
  4. Los líderes sirven, más que presiden. En la web, cada lider es un sirviente, nadie tiene el poder de sancionar o mandar. Solo con el uso de argumentos creibles, demostrada experiencia y comportamiento desinteresado, se consigue liderar a la gente. Si no sigues este comportamiento online, tus seguidores te abandonarán.
  5. Las tareas se eligen no se asignan. Ya sea contribuyendo en un blog, trabajando en un proyecto de OpenAccess, o dando consejos en un foro, la gente elige trabajar en lo que le interesa.
  6. Los grupos se autodefinen y organizan. En la web tu eliges quien te acompaña, en una comunidad online, tienes la libertad de enlazar con unos e ignorar al resto, compartir con unos y no con otros. Nadie te asigna una tarea aburrida ni te fuerza a trabajar con colegas no deseados.
  7. Los recursos se atraen, no se adjudican. En las grandes organizaciones los recursos se distribuyen de arriba a abajo, mediante presupuestos burocratizados. En la web, el esfuerzo humano tiende hacia ideas y proyectos atractivos y divertidos, y se alejan de los que no los son. En este sentido, la web es una economia de mercado en la que millones de individuos deciden en cada momento como gastar su tiempo y donde poner su atención.
  8. El poder viene de compartir la información, no de atesorarla. La web es tambien un regalo económico. Para ganar influencia y estatus, tienes que ofrecer tu experiencia y contenidos, y hacerlo rápidamente, si no lo haces, alguien lo hará y ganará el crédito que podría ser tuyo. En la web hay muchos incentivos para compartir y pocos para acumular.
  9. Las opiniones y las decisiones son revisadas por pares. En Internet las ideas inteligentes ganan seguidores rapidamente no importa lo rompedoras que sean. La web es el medio perfecto para la sabiduría de las muchedumbres (o la alquimia de las multitudes), tanto si es de forma más formal o informal. Y una vez incorporadas, pueden servir de acicate para cambiar los intereses consolidados del mundo offline.
  10. Los usuarios pueden vetar la mayoría de las decisiones políticas. Como muchos magnates de internet saben, los usuarios online opinen y gritan y rapidamente pueden atacar decisiones políticas si estas se muestran contrarias a los intereses de la comunidad. La única forma de mantener leales a los usuarios es darles poder en la toma de decisiones. Se pueden construir comunidades pero son los usuarios los propietarios.
  11. La recompensa intrinseca es lo que más importa. La web es el testamento del poder de la recompensa intrínseca. Piensa en todos los articulos escritos en la wikipedia, los desarrollos de OpenAccess, los consejos dados de forma gratuita, las horas de tiempo voluntario, es obvio que contribuimos a algo que nos importa. El dinero importa, pero tambien el reconocimiento y la alegria de lo conseguido.
  12. Los hackers son los héroes. La grandes organizaciones suelen castigar a los activistas o agitadores, aunque sean constructivos. La comunidad online al contrario, hace lo contrario, sobre todo si roban una pieza de código que interfiere los inalienables derechos digitales.

Estas son las características de esta generación que está buscando ahora trabajo. Y las preguntas que se hace el autor del artículo son las siguientes:

  1. ¿Cuales son los valores sociales basados en la web que más falta hacen en las grandes corporaciones?
  2. ¿Cómo se debería reinventar la gestión para que esté más de acuerdo con las expectativas de esta generación Facebook?
http://bibliotecarios2-0.blogspot.com/2009/03/la-generacion-facebook.html