9 mar. 2009

Un libro puede cambiar la visión de tu vida


Se nos educa para comprender que la literatura es vital en nuestro crecimiento hacia un mundo lleno de libros y letras.


Es preciso valorar como, desde los tiempos de Cervantes, García Marquéz, Neruda, Benedetti, Coelho,Saint-Exupéry hasta los mas recientes como Angela Becerra, Pablo Gutierrez, estos influyen en nuestras vidas. Todos cruzamos el sendero desde que comenzamos de pequeños en el proceso escolar. Se nos educa para comprender que la literatura es vital en nuestro crecimiento hacia un mundo lleno de libros y letras.

Es menester concienciar a los profesores de hoy para que fomenten el área de la lectura en nuestros niños, para que aprendamos a crear ese ambiente que a su vez se continúe avivando en casa, para que así esa semillita crezca y sea como aquel famoso librito que, les confieso, es mi fiel compañero de viaje con mas de 11 veces leídas y siempre aprendo algo nuevo de Antoine de Saint-Exupéry; 'El principito', un mundo lleno de buenas nuevas para nuestros sentidos.

Cómo nos cambia la vida un libro, es como una estrella que al observarla nos ilumina el sendero a seguir, y a su vez podemos contemplar todo lo que ese sendero nos ofrece.

La capacidad del lector debe estar dispuesta a crecer con cada nueva lectura, con cada nuevo enfoque, cada nuevo libro es un nuevo reto para nosotros, es un nuevo resurgir de letras que nos debe siempre llevar a una sabia conclusión, es bueno saber más sobre otras personas que lo leen, intercambiar impresiones, ideas y opiniones, eso nos ayuda en el proceso de asimilación del mismo.

Recordemos siempre que un libro puede cambiar tu visión de vida, sólo si somos capaces de permitir que así suceda, crece con el autor, define tu camino por cada capítulo, escena, por cada letra vive la experiencia y siente en tu piel los deseos del autor de llevarte de la mano por su camino ya transitado, sólo que esta vez tu eres su invitado de honor, y nunca te sientes a leer solo por leer, porque es como si saltaras a la mar sin saber nadar.

LEER MAS