12 nov. 2009

Crear digitalmente desde la escuela


¿Por qué deberíamos apoyar la inserción de las llamadas "nuevas tecnologías" en el sistema educativo? Y, sobre todo, ¿para qué?

Si uno plantea esta cuestión, incluso a gente de la que se podría esperar ciertos conocimientos, se obtienen respuestas vagas del tipo de: "Hoy en día es necesario", o "Es el futuro...". Pero colocar ordenadores en las escuelas, y lanzar a los alumnos a "materiales didácticos" no arreglará nada, y probablemente estropee bastantes cosas. Como dice mi hijo menor, hablando de ciertos materiales de estudio, "aprender por ordenador es como estudiar en un Chiqui Park [famosa cadena de locales para diversión de pequeños en España]".

El mundo digital tiene al menos dos bazas centrales para la educación: una es el acceso a una gran cantidad de obras e informaciones (y no voy a tratar este importante tema por el momento). La otra es que la Web permite crear y compartir conocimiento. El proceso mediante el cual las personas pueden dar lugar a nuevos saberes y hacerlos llegar a los demas, ya sea con wikis, blogs, o cualquier otra forma de las que constituyen la llamada Web 2.0, es en sí mismo educativo.

Para defender este punto de vista e impulsar a los profesores a insertarse junto con sus alumnos en estas dinámicas he escrito un libro: Hacia la escuela 2.0. Proyectos con programas gratuitos para formar ciudadanos de la Sociedad del Conocimiento, que publican las Ediciones SM. Quien quiera puede leer su introducción e índice en la Web.

El objetivo de la obra, pues, es enseñar a hacer cosas en la Red, y a compartirlas con otros, bajo el lema: "En el universo digital, cualquier material se hace didáctico". El medio es la utilización de programas gratuitos y de conexiones de Internet no necesariamente grandes. Si la dinámica general es empujar a los ciudadanos (especialmente los jóvenes) a consumir; si parece que sin pizarras electrónicas y conexiones de banda ancha, no se puede hacer nada en un centro de enseñanza, este libro quiere demostrar lo que se puede hacer con equipos muy básicos y sin inversiones complementarias.

Para ello se presentan proyectos elaborados con una serie de programas gratuitos (Google Docs, Wiki, Wikipedia, Flickr, Fuzzmail, Blogger, Google Maps y Yourgmap). Como hay que educar en el uso que se puede hacer de materiales ajenos, y en la forma de compartir los propios, se ofrece un apéndice sobre licencias. Y como hay que alertar sobre los peligros de confiar nuestros contenidos a la Nube, hay otro apéndice sobre este tema.

Hacia la escuela 2.0. ha sido editada por Ediciones SM en edición no venal (es decir: no está a la venta, sino que la editorial la difundirá en foros educativos y similares).

FUENTE