21 mar. 2011

LEER PARA VIVIR

 phentermine >:-P cialis 8((( online cialis itazdy viagra prices :OOO

Resumen del proyecto

Leer para Vivir surge a consecuencia del deslave y las inundaciones que
afectaron a Venezuela, en diciembre de 1999. El Banco del Libro realizó
actividades de promoción de lectura para atender a niños y jóvenes
recluídos en los refugios de Caracas, inmediatamente inició también
actividades en comunidades del litoral central –Estado Vargas- la zona
más afectada por la tragedia.

El proyecto se desarrolló en el marco de la Biblioterapia, “no en su
acepción clínica, sino mas bien como la posibilidad de establecer una
relación humana y sensible con los libros, para lograr algunos cambios
en la vida de las personas afectadas y construir positivamente ciertas
realidades� (Carmen Diana Dearden. Jornada Contemos nuestros cuentos.
2001).

El desarrollo de Leer para Vivir comprendió las siguientes acciones:
Preparación de Voluntarios, Hora del Cuento, Plan de actualización de
docentes, padres y promotores comunitarios.
Se realizaron acciones sistemáticas de narración oral, lectura de
cuentos, actualización de docentes, actividades de animación a la
lectura y préstamos circulantes de libros a las comunidades. Estas
acciones fueron ejecutadas por el voluntariado del Banco del Libro y de
Ediciones Ekaré, apoyado inicialmente por el aporte de la Organización
Internacional para el Libro Infantil y Juvenil –IBBY-, gracias a la
mediación de Katherine Paterson, reconocida escritora estadounidense.

Leer para Vivir es hoy de la comunidad y su historia nos dice que es
posible una participación creativa capaz de generar un proceso de
cambio individual y colectivo.

Proyecto Leer para vivir - Banco del Libro

Leer para vivir es una frase de Gustave Flaubert que ilustra muy bien
los objetivos de este proyecto -apoyado inicialmente por la
Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil (IBBY)- que
consiste en una acción sistemática de promoción y animación a la
lectura, y cuyo objetivo principal es propiciar encuentros afectivos e
imaginativos por medio de lecturas de cuentos y narración oral a niños,
padres y docentes.

Este proyecto surgió a raíz de la participación activa del Banco del
Libro en el Centro Teo Capriles, ubicado en Caracas, donde se
realizaron actividades con el fin de atender a los damnificados de la
tragedia a consecuencia de los deslaves e inundaciones ocurridos en el
mes de diciembre de 1999 en el Estado Vargas-Venezuela.
En este encuentro tuvimos la oportunidad de observar los grandes
beneficios que un contacto afectivo e imaginativo con los libros de
cuentos le brinda a los niños. Constatamos igualmente el "poder
curador" que los libros ejercen sobre los adultos que se ven impactados
por la pérdida y el duelo.

Luego de esta primera experiencia en el Centro Teo Capriles, el Banco
del Libro organizó un voluntariado con el fin de trasladar esta
experiencia a las zonas afectadas del Estado Vargas.

El proyecto Leer para vivir fue concebido en el marco de la
biblioterapia y ha estado orientado a ayudar a las personas afectadas
por la tragedia para satisfacer algunas necesidades individuales, como
por ejemplo: sentimientos básicos de seguridad, el acceso a mayores
conocimientos, la búsqueda de una realización personal, un contacto
enriquecedor con vivencias estéticas y la esperanza de que, a través de
las funciones de la lectura, se pueden lograr cambios importantes y
construir positivamente algunas realidades inmediatas.

¿Por qué la biblioterapia?

Biblioterapia, en su acepción general, quiere decir "sanación a través
de los libros". Pero tiene muchos enfoques y definiciones, según la
persona que maneje dicho concepto: sacerdotes, psicólogos, psiquiatras,
maestros, bibliotecarios o padres.

Comenzó en 1949, en Europa, como una técnica usada por los psicólogos
para tratar pacientes. Luego se usó con prisioneros y, en los años 50,
comenzó a ser aplicada por maestros para tratar desajustes en los
niños. Con el boom de la literatura realista en los años 80, se
consideraba que existían libros específicos para problemas específicos
y que éstos debían ser tratados con literatura realista que tocara el
problema concreto. Se hacían listas de problemas comunes: sexualidad,
muerte, divorcio, etc.

Hoy en día la biblioterapia ha dado un vuelco y ahora es vista de
manera menos clínica. En el Banco del Libro creemos más en esta
tendencia y concebimos la biblioterapia “no en su acepción clínica,
sino más bien como la posibilidad de establecer una relación humana y
sensible con los libros, para lograr algunos cambios en las vidas de
las personas afectadas, y construir positivamente ciertas realidades;
la biblioterapia nos ofrece la posibilidad de “sanarâ€� a través de los
libros, una posibilidad que sirve para toda la vida, en circunstancias
diferentesâ€� como señalara Carmen Diana Dearden en la ponencia
presentada en la jornada Contemos Nuestros Cuentos. Estado Vargas.
2001. Joseph Gold, psicólogo y profesor de literatura, plantea en su
libro Read for your Life (Fitzhery Whiteside, Toronto, 1993) que la “La
literatura ayuda a reorganizar el pensamiento, a resolver problemas, a
recordar el pasado, cuando se necesite hacerlo y mirarlo desde una
perspectiva diferente. En otras palabras, la literatura puede ser un
poderoso agente de cambio creativo y sano�.

Betsy Hearne, Presidenta de IBBY en E.E.U.U, en conversación con Carmen
Diana Dearden, comenta: “después de haber leído las teorías principales
sobre biblioterapia, sigo creyendo que la mejor biblioterapia es una
buena historia de la cual los niños tomarán lo que encuentren y lo que
necesitan. Puede ser un cuento folclórico de un héroe o un pícaro que
sobrevive en contra de las posibilidades; puede ser una novela sobre un
problema aparentemente no relacionado pero que, sin embargo, muestra
que los problemas pueden ser encarados (aunque no siempre
solucionados) , no importa cuáles sean. Puede ser una obra de
información. Creo que mucha de la biblioterapia, funciona simplemente
porque el niño siente que a alguien le importa lo suficiente para
leerle un libro o contarle un cuento. Y más allá, cualquier oferta de
alternativas a trastornos y tristezas siempre provee alivio
espiritual.. .�.

Compartimos con Betsy Hearne la idea de que la historia o el cuento que
se utilice con fines terapéuticos no tiene que tratar específicamente
el trauma o problema que el lector o el receptor esté sufriendo. Esto,
algunas veces, se vuelve más didáctico que satisfactorio y se corre el
riesgo de impactar indebidamente la privacidad del receptor. Es decir,
libros sobre la muerte de una madre pueden no ser tan efectivos para un
niño que pasa por una situación similar como sí podría serlo
Charlotte’s Web, que trata sobre la muerte, pero a distancia del trauma
inmediato del niño (en este caso se trata de la muerte de una araña).
Esto es lo que hace tan efectivos a los cuentos de hadas; los
conflictos son intensos y personales, pero distanciados en un tiempo y
lugares remotos.

En la literatura encontramos un abanico de posibilidades pero lo
esencial para iniciar cualquier tipo de biblioterapia es tener en
cuenta una selección adecuada de libros y una atmósfera propicia a fin
de procurar un encuentro afectivo entre los niños, adultos y los
materiales de lectura. Es decir, muchos libros pueden ayudar en
diversas situaciones: cuentos de hadas, libros de aventuras o de
fantasía, cuentos de animales, romance, poesía. Es importante tener
presente que un mismo cuento puede desatar reacciones diferentes en
lectores diferentes, según la vivencia individual de cada uno.

Todo lo que se diga aquí sobre la literatura, en el caso de los libros
para niños, también se aplica a la imagen, puesto que es un componente
integral del libro ilustrado. Las ilustraciones pueden ser evocativas,
calmantes, emocionantes, llenas de humor, desgarradoras, tristes. Allí
hay un doble juego entre texto e imagen, y por ello una doble sanación.
Es muy factible intentar la sanación de adultos con libros para niños,
gracias a esa profundidad combinada con lo simple y directo de sus
mensajes. Muchos libros para niños contienen un ingrediente fundamental
para cualquier sanación: el humor. Hace ya algún tiempo que los
terapeutas y médicos descubrieron lo que casi todas las madres han
sabido desde siempre: la risa es una de las mejores medicinas.

Gold dice que la manera más conveniente de experimentar catarsis es a
través de la lectura. “La literatura nos ayuda a re-escribir nuestras
propias historias. En realidad el sumergirse en la literatura, en el
cuento de otras personas, es un ejercicio de nuestra imaginación,
sentimientos y lenguaje. La lectura de cuentos nos ofrece un alivio
necesario en la lucha diaria de la vida: nos alivia del caos�.
La escritora Katherine Paterson intercedió en USIBBY a fin de realizar
el donativo de los fondos con los cuales realizamos la adquisición y
conformación de las colecciones. Una de las novelas de esta autora,
titulada Un puente hasta Therabitia, encajó adecuadamente en el
desarrollo del proyecto.

Paula Cadenas, una voluntaria que participó de este proyecto, comentó
en uno de sus registros: “Este trabajo me ha sacado de mí y me ha
puesto en una realidad que golpea el inconsciente. Creo que el trabajo
con ellos resultó ser una terapia sobre todo para mí, y no sé si para
ellos. Todavía me pregunto si hago algo al bajar a narrarles cuentos.
Pero más allá de querer dar soluciones, sé que pude contar cuentos a
una cantidad de ojitos atentos y bracitos dispuestos a guindarse al
primer cuello cercano�.
Fuente: www.bancodellibro. org.ve

--

1 comentario:

system of a down dijo...

Paso a saludar y a dejar una invitación...acabo de terminar una novela ...que más que una entretención lleba en ella una gran enseñanza que tengo la seguridad que a muchos servira...¡ espero tenerlos en mi blogs ...!!! cariños y un gran abrazo ...Yacky.