31 ago. 2010

El misterio de la biblioteca menguante

25 ago. 2010

La guerra de los lectores de ebooks apenas comienza




La nueva década se ve marcada por el lanzamiento de dispositivos móviles cada vez más pequeños, sofisticados y conectados peleando diversos mercados; Amazon la tienda de libros más popular del momento no se quedará atrás en mejorar el Kindle de tercera generación en su diseño, conexión, experiencia de lectura y sobre todo lo que más asombra es el precio inicial de 139 dólares disponible en dos nuevas presentaciones.
Kindle de Amazon el dispositivo que hizo que muchos lectores modifiquen su consumo de libros gracias a la conectividad ahora planea una nueva estrategia para darle pelea al iPad de Apple. El CEO, Jeff Bezos anuncia un Kindle de tercera generación con un precio inicial de $139 a $189 dólares disponible en dos colores, con características mejoradas de conexión, experiencia de lectura, capacidad y batería.




Nuevas características:

La tercera generación del dispositivo Kindle aún no se encuentra a la venta, pero puedes realizar la reserva de cualquiera de las dos opciones de precio. Lo interesante es que al bajar el costo del dispositivo, Amazon se garantiza una compra mayor de libros, la primera vez que lo hicieron, según el CEO de la empresa las ventas de libros se triplicaron, será de esperar los resultados de la nueva estrategia.



■Precio desde $139 a $189 (la propuesta más barata tiene algunas limitaciones)

■La batería tiene duración de un mes (dura un 50% más de lo que dura la actual)

■Capacidad para almacenar 3,500 libros (capacidad de almacenamiento mejorada)

■Sincronización con otros dispositivos móviles (iPhone, Android, iPad, PC, Mac)

■Global 3G que funciona en 100 países (características de la versión internacional)

■Conexión de Wi-Fi (la versión de $139 no se conecta a 3G sólo Wi-Fi)

■21% más pequeño que la última versión

■15% más ligero que la última versión

■Mejorado en un 50% la velocidad de la pantalla

■Disponible en grafito y blanco

Me agrada la idea de hacer el dispositivo más accesible, esto permite que más usuarios tengan la experiencia de consumir ebooks en lugar de rechazar por completo la idea por falta de acceso. Creo que como ya lo había comentado, seremos testigos de una década en donde las empresas de productos adictivos se peleen por el mercado de consumo de contenido en todas sus expresiones, aunque no olviden que en el mercado existen otras alternativas de lectores quizás no tan populares, pero con mejoradas características.



Además, no olvidemos que algo que distingue muy bien al iPad y Kindle es que uno nos ofrece una pantalla táctil más interactiva y colorida, mientras que el otro dispositivo se preocupa por la experiencia de lectura.






24 ago. 2010

CLEOPATRA Y LA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA



23 ago. 2010

Las Bibliotecas de Hemingway

18 ago. 2010

GOOGLE Y EL FUTURO DE LOS LIBROS


Originalmente publicado como "Google & the Future of Books", The New York Review of Books, Vol. 56, No. 2, 12 de Enero, 2009 (http://www.nybooks.com/articles/22281) . Traducido por Alberto Loza Nehmad.





¿Cómo podremos navegar a través del horizonte de la información que apenas empieza a aparecer a la vista? La pregunta es más urgente que nunca después del reciente convenio firmado entre Google y los autores y editores que estaban demandando a esta empresa por supuesta violación de la ley de derechos de autor. En los últimos cuatro años Google ha estado digitalizando millones de libros de las colecciones de las más grandes bibliotecas de investigación, incluyendo muchos que están cubiertos por derechos de autor, y ha estado permitiendo que se pueda buscar los textos en línea. Los autores y editores argumentaron que la digitalización constituía una violación de sus derechos de autor. Después de prolongadas negociaciones, los demandantes y Google acordaron un convenio que en el futuro inmediato tendrá un efecto profundo en la manera como los libros llegarán a los lectores. ¿Cómo será ese futuro?



Nadie lo sabe, porque el acuerdo es tan complejo que es difícil percibir los contornos legales y económicos en las nuevas realidades. Pero aquellos de nosotros que somos responsables de bibliotecas de investigación, tenemos una clara visión de una meta común: queremos abrir nuestras colecciones y hacer que estén disponibles para los lectores de todo lugar. ¿Cómo llegar allí? La única táctica factible podría ser la vigilancia: ver tan lejos como se pueda y, mientras se mantiene los ojos sobre el camino, recuérdese mirar al espejo retrovisor.



Cuando miro hacia atrás, fijo mi mirada en el siglo XVIII, la Ilustración , su fe en el poder del conocimiento y en el mundo de ideas en el que éste operaba: lo que los ilustrados llamaban la República de las Letras.



El siglo XVIII imaginaba a la República de las Letras como un reino sin policía, sin fronteras y sin otras desigualdades que aquellas determinadas por el talento. Cualquiera podía unírsele ejercitando los dos principales atributos de la ciudadanía, la escritura y la lectura. Los escritores formulaban ideas y los lectores las juzgaban. Gracias al poder de la palabra escrita, las opiniones se difundían en círculos crecientes, y ganaban los argumentos más fuertes.



La palabra también se difundía por medio de cartas escritas, pues el siglo XVIII fue una gran era para el intercambio epistolar. Recórrase leyendo la correspondencia de Voltaire, Rousseau, Franklin y Jefferson (cada una compuesta por cerca de cincuenta volúmenes) y se podrá ver la República de Letras en acción. Todos estos cuatro escritores debatían todos los temas de su tiempo en una constante corriente de cartas que cruzaba Europa y América en todas direcciones a través de una red trasatlántica de información.



** Director de la biblioteca de la Universidad de Harvard

16 ago. 2010

El libro electrónico en la Argentina



Según la opinión de editores, libreros y distribuidores extraída de una encuesta realizada durante las jornadas profesionales de la Feria del Libro de Buenos Aires en abril pasado, la industria editorial argentina considera positiva la llegada del libro electrónico al mercado porque piensa que le permitirá llegar a nuevos públicos ampliando la oferta. Sin embargo, persiste cierto desconocimiento sobre cómo funciona el negocio digital y hasta el momento es baja la producción y comercialización de e-books.




La encuesta fue una tarea que consultó a 247 editores, libreros y distribuidores, realizada por un grupo de investigación independiente que dirige Roberto Igarza, especialista en consumos culturales y fue publicada en el diario La Nación como anticipo el mes de julio pasado. El 38% de los consultados consideró que el libro electrónico permite llegar a otros públicos; el 30%, que será positivo para ampliar la oferta editorial, y el 8%, que le permite "competir con la oferta internacional". Sólo uno de cada cuatro estimó que la llegada del e-book no tiene ninguna ventaja para su actividad.



Si bien sólo el 14% afirmó que no venderá libros digitales en los próximos dos años, en este momento quienes los están produciendo —o comenzando a producir— alcanzan el 7%, y el 10% los está comercializando de manera directa o a través de plataformas de terceros.



Las acciones puntuales que se realizan son: 1) la digitalización de los libros en papel (15%), 2) la capacitación (14%), el diseño de una estrategia propia (13%), la renegociación de los derechos con los autores (12%) y la investigación de la opinión de los clientes (11%).



El estudio también investigó sobre el precio que deberían tener los libros digitales. El 54% de los consultados opinó que el precio debería ser al menos 30% inferior al del libro impreso. En el otro extremo, el 17% consideró que deben tener el mismo valor ambos formatos. Para tres de cada cuatro, los lectores comprarían un dispositivo electrónico de lectura (e-reader) si su precio fuera inferior a los 400 pesos.

[Fuente: La Nación]

11 ago. 2010

La manía de las listas: 100 bibliotecas digitales y 'recolectores' de libros electrónicos

10 ago. 2010

Día uno. Así empezó la era atómica, de Peter Wyden


8 ago. 2010

No es el cacharro, chicos: son los libros



Amazon se lanza a la guerra abierta para el control del libro electrónico y lo hace con ganas: el Kindle 3 se va a poner a la venta rozando el límite psicológico de los 100 euros. Si, 100, da igual que ayer fuerais a la tienda electrónica más de moda o a las rebajas del Cortinglés y os encontrarais con unos lectores del año pasado por 250 €: la última novedad del gigante de los e-books se queda en 139$.


Estamos hablando del Kindle 3 Wifi que, a semejanza del movimiento de Barnes & Noble con su Nook Wifi, abarata un poco más el precio con la eliminación del 3G (el dispositivo valdrá 189 $para los amantes de la movilidad absoluta) y viene cargado de un montón de novedades interesantes, como son su mejor contraste, definición, duración de la batería y la capacidad de poder tomar notas sobre documentos PDF, entre otras pequeñas mejoras.

Amazon golpea la mesa con su Kindle -es mejor que nosotros no lo hagamos, sus pantallas no son exactamente de acero- y exclama un «Pa chulo yo» que deja al resto de fabricantes temblando en el mercado americano, hoy por hoy el más importante. En el resto del mundo se espera expectante la fecha de envío internacional y la posibilidad, lejana todavía, de que Amazon pueda ofrecer los libros que hoy por hoy sólo Libranda pone para mayoristas.

¿Cuál es el truco? Pues que el Kindle es un dispositivo cerrado: su DRM es propio y excluyente -al menos por ahora-, así que el argumento se complica a un estás conmigo (barato) o contra mí (oferta más amplia y libre, al menos en Europa). Amazon quiere hacerse con la mayoría del mercado y parece que si sigue con esta guerra de precios será inevitable que lo consiga si nadie hace nada por evitarlo.

La verdad es que con la salida del Kindle3 queda claro que lo importante es crear una gran comunidad de lectores atados a un lector que pasa por una única tienda. Un lector para atarlos a todos en las tinieblas, vaya, aunque Amazon pierda ahora dinero por cada Kindle que venda, es una inversión a largo plazo que puede significar un cambio radical en el panorama editorial tal y como lo conocemos.

Hoy por hoy, claro, es la única opción barata y de calidad pero, por desgracia, todavía no lee los Adobe DRM de Libranda, algo que sí que hace su competencia directa -Nook- que, vaya hombre, no se puede pedir a los Estados Unidos. Sí que hay una vaga promesa de que en un futuro se podrá leer ese DRM, pero pueden pasar meses antes de que haya un movimiento en firme, que dependerá, seguro, de las posiciones alcanzadas por las grandes empresas del sector.

5 ago. 2010

PRESERVACIÓN DIGITAL - LOS DIEZ MANDAMIENTOS

REPOSITORIOS DIGITALES

4 ago. 2010

LA BIBLIOTECA DEL FUTURO



Augmented Reality - The Future of Education from soryn on Vimeo.


A través de nuestros amigos de Arquitectitis descubrimos este fantástico corto titulado El futuro de la Educación realizado por un estudiante de la Facultad de Arquitectura Valle Giulia de Sapienza (Universidad de Roma). En él, se nos muestra cómo serán las bibliotecas del mañana, donde a través de unas gafas podremos acceder a una realidad aumentada, transformando los libros en completos soportes digitales, donde las imágenes se ampliarán con los dedos, los vídeos se reproducirán sobre el papel tan sólo haciendo un clic, podremos ver maquetas de los edificios que estemos estudiante simplemente girando el libro o incluso caminando por la calle podremos obtener información de los edificios por los que vayamos pasando. La música que le acompaña es Life in Technicolor de Colplay, que le viene que ni pintado. El edificio en cuestión es el Museo Ara Pacis de Richard Meier


FUENTE

2 ago. 2010

LA LIBRERIA DIGITAL LAIE

1 ago. 2010

PREMIO RECONOCIMIENTO DE VALORES