7 oct. 2009

Conservación Preventiva en Bibliotecas


Según la Restauradora de Bienes Muebles, Paula Matiz*, especialista en Conservación Preventiva, ésta puede definirse como el “conjunto de medidas y acciones que una institución debe tomar para controlar diversos factores como el clima, la manipulación, las condiciones ambientales y espaciales, entre otras, que pueden afectar la estabilidad física de todo tipo de objetos, sean estos colecciones bibliográficas, fondos documentales u objetos de museo.”

Sin embargo, en algunos países latinoamericanos y entre ellos Colombia, son escasos los programas de Conservación Preventiva en Bibliotecas, Archivos y Museos, situación que, sumada a las diversidad de pisos térmicos en esta área del mundo, a los fuertes cambios climáticos y especialmente al desconocimiento de prácticas de reducción del deterioro, está facilitando la generación de daños físicos profundos en las colecciones y, por ende, pérdidas tan costosas que pueden llegar a ser irreversibles.

Según la especialista Matiz, coautora del libro “Conservación preventiva en museos: evaluación de riesgos“, aunque existen ciertos cuidados generales, cada Unidad de Información tiene unas características físicas únicas, por lo que se hace necesario realizar un análisis previo a la toma de decisiones que conlleven al establecimiento de programas técnicos y de gestión para reducir los diversos niveles de riesgo de deterioro o pérdida.

A propósito del tema, se ha publicado una presentación multimedia en el sitio Web de Muy Interesante (http://www.muyinteresante.es/libros-enfermos/index.html), pueden apreciarse algunos elementos de Conservación Preventiva que deben tenerse en cuenta en una Biblioteca, especialmente si se desean crear espacios y ambientes que permitan alargar los ciclos de vida del material bibliográfico.

Si desea mayor información al respecto, asesórese de un especialista en la materia, consulte libremente el grupo de Conservación de la red social de Museodata y/o contacte a la Restauradora Paula Matiz*, escribiéndole al correo electrónico paula.matiz@museodata.com

* Restauradora de Bienes Muebles (U. Externado de Colombia); Especialista en Asuntos y Política Internacional (U. Externado de Colombia); Máster World Heritage at Work (U. de Turín – UNESCO – OIT); Subdirectora de Museodata.

FUENTE

4 comentarios:

zarina dijo...

Excelente einteresante lo que leo sobre la restauración. Te felicito. Quien amamos los libros sabemos de su Valor!!
Gracais por compartir.

Virginia dijo...

Lo que yo daria por una biblioteca en condiciones...la que tenemos en mi pueblecito es de lo más deprimente...libros bien pocos pero eso si ordenadores muchos...y lo peor es que los jovenes no bienen a leer sino a conectarse a internet...
Es para echarse a llorar.

amor y libertad dijo...

supongo que los avances informáticos han influido mucho también en este punto concreto, aunque sea en la conservación no tanto de los libros como de los textos que contienen

bibliotecaria dijo...

Gracias amigos por sus comentarios. La preservación o conservación preventiva es fundamental en una biblioteca, sería la medicina preventiva, mientras que la restauración, la cirugía reparadora necesaria para la supervivencia del libro en su aspecto físico de su contenido intelectual, para poder seguir brindando conocimiento.
Saludos