14 ago. 2011

¿A qué llamaremos leer en el futuro?


Preguntarse por el significado de la lectura en el futuro es tratar de confinar fenómenos y desarrollos que ciertamente todavía son difíciles de imaginar con una forma que hoy nos resulte comprensible. La Fundación Germán Sánchez Ruipérez tiene la voluntad de recorrer este camino lleno de incertidumbre en compañía de profesionales de la biblioteca y de la escuela, así como de expertos como los que han dado su opinión en este vídeo de nuestro Laboratorio de la Lectura.
 
En repuesta a la pregunta ¿a qué llamaremos leer en el futuro? este vídeo recoge las opiniones de:
 
Ángel Encinas, catedrático de Geografía e Historia en el IES García Bernalt de Salamanca: "Si seguimos así parecerá que la escuela no será necesaria, cuando es más necesaria que nunca".
 
Elisa Yuste, coordinadora del área de Promoción de la Lectura del Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil (CILIJ) de la Fundación en Salamanca: "al final leer será lo de siempre: poderse enfrentar a un estímulo e interpretarlo, asimilarlo, recrearlo, compartirlo".
 
Manuel Area, catedrático de Didáctica y Organización Escolar en la Facultad de Educación de laUniversidad de La Laguna: "saber decodificar los textos escritos, los audivisuales y también los hipertextuales".
 
Fernando Juárez, bibliotecario desde hace veintitrés años en la Biblioteca Municipal de Muskiz: "descifrar signos de todo tipo independientemente del dispositivo y del formato".
 
Natalia Arroyo, documentalista del Departamento de Análisis y Estudios de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, "recibir información no oral ya sea leyendo un texto, leyendo una imagen o visualizando un vídeo".
 
Catuxa Seoane, coordinadora de Planificación y Gestión de Tecnologías Emergentes en la Red de Bibliotecas Municipales de A Coruña: "lo único que va a cambiar es el soporte de la lectura".
 
Nieves González Fernández-Villavicencio, bibliotecaria de la Universidad de Sevilla y profesora responsable del Área de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad Pablo de Olavide: "no va a haber límite ni frontera entre leer, escribir, publicar, evaluar, compartir, participar".
 
Christopher Platt, director interino de Colecciones y Circulación de la Biblioteca Pública de Nueva York, "abandonará los límites de las cubiertas del libro y conducirá al lector a otros sitios".
Si dentro de diez años volviéramos a ver estas intervenciones seguramente nuestra perspectiva habrá cambiado mucho, pero los equipos de la Fundación trabajan con la convicción de que la lectura será lo que quieran los lectores y de que este factor perdurará, porque lo digital le otorga al acto de leer más relevancia que nunca hasta ahora. Los protagonistas del hecho lector son ciudadanos de un mundo que está construyéndose sobre los pilares de la sociedad de la información, un entorno en el que la competencia para saber leer de un modo eficaz es probablemente la herramienta crucial para activar la materia prima más importante de este siglo: la inteligencia.